El Instituto Nacional de Tecnología Agropecuaria (INTA) inicia un proyecto escalable cuyo primer paso es la instalación y puesta en marcha de la solución DCA Control de Accesos en la sede principal del organismo que emplea a 7800 personas en todo el país.

En esta primera etapa, Digicard instalará molinetes de acero inoxidable que, por la robustez de todos sus componentes, aseguran un funcionamiento libre de fallas con mínimo mantenimiento sin alterar la estética en ambientes de gran categoría. En ellos se colocarán lectores biométricos VIRDI AC-5000, que funcionan con tecnología de huella dactilar, pin y tarjetas de proximidad.

“Nuestra oferta de servicios está basada en una solución e instalación integral llave en mano. Incluye la ingeniería, provisión, instalación, supervisión, mano de obra, calibración, programación, control de calidad, capacitación de personal para la operación y futuro mantenimiento integral del sistema. Ponemos todo a disposición de cada cliente para acompañarlo en su evolución”, afirma Enrique Zúñiga, gerente comercial de Digicard.